¡Star Trek manía!

mayo 11, 2009


Nunca es tarde para hacerse trekkie… ¿no?
.
.
.

 
¡Que la fuerza te acompañe! Esto…. no…. perdona….
.
.
.

Dedicado a mi compañero de curro Martin, que lleva una semana dándome el coñazo con comentándome que me parezco a Leonard Nimoy/Spock/Zachary Quinto/Sylar.  Juzguen ustedes. Ala, ahí lo llevas. Otra frikada más para la lista, y ya van…

Actualizado 12/05/09: Para los que habéis preguntado… no, no es una peluca ni está modificada con photoshop. ¡Ni siquiera llevaba gomina! Es mi pelo tal cual, pero muy repeinado claro. A ver si me lo corto un día de estos…


Finde en Newtownbutler (el reto “black curtains”)

marzo 4, 2008

Hace ya algún tiempo que nuestra amiga Caro se mudó desde Dublín a Irlanda del Norte con su novio Janusz. Al ver que casi no nos veíamos ya que no habíamos ido a su nueva casa ni ella había vuelto de visita, nos propuso un reto. Aquel que fuera primero a visitarla, se llevaría de regalo unas cortinas negras. Seguramente estaréis pensando.. “¿Unas cortinas negras? Menudo premio de m….”. Nada más lejos de la realidad. Las cortinas oscuras son un objeto bastante preciado aquí en Irlanda. ¿Por qué? ¡Porque no existen las persianas! Bueno, no se si existirán o no, el caso es que no las he visto en ningún sitio. Y dado que muchas de las cortinas tienen tonos claros, a eso de las 7-8 de la mañana tienes el cuarto lleno de luz.

Así que, ya que teníamos la excusa de la competición por tan valioso accesorio, allá que nos fuimos cuales Autos Locos. Cogimos un autobús desde la estación de Busáras hacia Cavan (20€ ida y vuelta). Desde ahí media horita en coche hasta Newtown, que se encuentra en el condado de Fermanagh, ya en Irlanda del Norte. No hay ningún tipo de separación entre las 2 Irlandas por lo que es realmente difícil saber cuando estás en una y cuando en otra. Por lo visto, y dado que en estas zonas la gente está constantemente cruzando de un lado a otro, en los comercios y pubs aceptan tanto euros como libras esterlinas. También se dan ese tipo de curiosas situaciones en las que alguien paga sus facturas a un país y su vecino de enfrente al otro.

Por fin pudimos ver verdadero countryside (campo) rodeados de praderas, bosques y lagos. Esta es la imagen que tenía yo al menos del país antes de venir a vivir a Irlanda. La casa, que estaba en mitad de ninguna parte (ni siquiera pertenecía al pueblo) era enorme, con chimeneas, ático, jardin, etc,…

Para hacerlo más auténtico, decidimos hacer una barbacoa en el jardín con resultados pelín decepcionantes. Por la tarde algún paseillo, e ingestión continua de sangría y tortilla chips & tequito medium sauce. La noche , una maravilla, no se oía ni un alma y se podían observar las estrellas y la Luna perfectamente: 0 contaminación lumínica.


La emoción inicial ante la idea de la BBQ.

En fín, que el fin de semana en el campo nos vino de perlas para desconectar de la vida estresante y asfáltica de Dublín. Habrá que volver pronto por allí…

Por cierto, por si os lo preguntais, ¡el menda ganó el reto de las cortinas!


¡Los reyes del heno!

Actualizado 13/03/08: Un vídeo de aquel día, que desgraciadamente se grabó en vertical….


El jardín botánico de Dublín

febrero 6, 2008

Para seguir con mi vida de parásito social, ayer decidí darme una vuelta para conocer un poco más de esta ciudad; destino: los National Botanic Gardens. Hace ya un tiempo conocí a una chica vegetariana que me habló maravillas de este lugar, así que no me pude resistir.

No se si hay información del sitio en la red, pero la verdad es que está bastante difícil encontrarla. Los jardines se encuentran en la parte norte de la ciudad, a 4,3 km del centro, muy cerca de Drumcondra.

El jardín botánico fue fundado en 1795 por la Sociedad Real de Dublin y ha ido creciendo hasta tener más de 20.000 plantas y flores distintas. Dentro del parque hay unas casas de cristal que hacen de invernaderos para aquellas plantas de otros climas. Cada una es específica de un tipo de planta distinto, “la casa de las orquídeas”, “la casa de las palmeras”, “la casa de los cactus”, etc… Algunas de ellas estaban bastante abandonadas (en alguna no se podía entrar debido a grietas en la estructura) pero le daba un toque mucho más auténtico.

No es que sea yo un experto en plantas (soy de la opinión de que vistas 5, vistas todas) pero el entorno es una pasada. La visita es del todo recomendable, más aún si tenemos en cuenta que la entrada es gratuita. Así que si estás en Dublín y el tiempo acompaña (en fin…) date una vuelta y visita el jardín botánico.

¡Por cierto! ¡En la parte más boscosa había un montón de squirrels (ardillas)! Se ve que están acostumbradas a que los visitantes les echen comida y se acercan a ti para ver si les das algo. Aunque pude tocarlas, intenté coger una y nada… eran bastante squirridizas.

Esta encantadora señora estaba echándoles peanuts (cacahuetes). En algunos momentos tenía 8 o 9 ardillas brincando a su alrededor. Ella nos explicó que no es lo mismo squirrel que chipmunk, que los del parque le tenían prohibido el alimentarles pero que a ella le daba igual y que tuviera cuidado al tocarlas porque muerden. ¡ouch!


Visitando la fábrica de Guinness (Guinness Storehouse)

enero 6, 2008

“Ve a ver la fábrica de Guinness”, “no te pierdas la fábrica de Guinness”, etc… era lo que me decía la gente antes de venirme a vivir a Dublín. Todo el mundo parecía haber estado allí; no por nada es el sitio turístico más visitado del país. Pues ya he ido. Bueno, realmente fui durante mi primer mes en Irlanda (¡de ahí el pelo rapado de las fotos!), pero hasta ahora no había hablado de ello.

Bien, tengo que decir que la fábrica de Guinness es cualquier cosa menos a-l-u-c-i-n-a-n-t-e. Puede llegar a ser incluso hasta un poco aburrida. Más que una fábrica, es una especie de Museo en el que podrás disfrutar (según sus propias palabras) de “un viaje increíble a través de la historia y del proceso de fabricación de la Guinnes”. Vamos, que te vienen a explicar cuales son los ingredientes utilizados, cómo se fábrica la cerveza, cómo se transporta, etc…

Para los fans de Padre de Familia y Futurama he de deciros que no es ni de lejos tan divertida como las fábricas Patriot y Slurm. No hay continuos cantos de los Wonka-Lonka y decepciona saber que finalmente todo el líquido no procede del recto de una babosa intergaláctica. En fin…


En recuerdo a Slurm Mackenzie, fallecido en acto de servicio.

El edificio en sí es una pasada; situado muy cerca del centro de la ciudad y junto a la verdadera fábrica, cuenta con 7 plantas. Yo conocía a alguien de dentro y la entrada me salió gratuita, pero si no tienes tanta suerte, has de saber que cuesta 14 €, aunque tienen descuentos para familias, grupos, niños, estudiantes, jubilados y compradas online. Junto al ticket te dan una especie de cristal con una anilla. La piedra de cristal te la quedas de recuerdo (dentro contiene una gota de oro negro, Guinness) y la anilla la puedes canjear en cualquiera de los bares del museo a cambio de una cerveza.

En la página oficial de la fábrica-museo puedes hallar un tour virtual, así que no me voy a exceder comentando lo que puedes encontrar dentro. El recorrido se realiza desde abajo hacia arriba. Esto es un resumen de lo que puedes ver en cada piso:

Ground floor: La entrada y la tienda.
1st floor: 4 zonas diferenciadas y tematizadas con los 4 ingredientes necesarios para crear la cerveza. Hay una impresionante cascada de agua.
2nd floor: Un repaso por la historia de los anuncios en TV de Guinness.
3rd floor: Realizan un test sobre como reacciona tu cuerpo al alcohol y algunas dosis de moralina sobre lo malo que es pasarse con él.
4th floor: Recorrido por la evolución de la fábrica y un tablón público de mensajes donde dejar tus impresiones.
5th floor: Un restaurante, una galería y una pequeña barra donde te enseñan como tirar correctamente una Guinness.
7th floor: El bar Gravity. Un clásico. Con una cristalera de 360º puedes observar todo el horizonte de la ciudad mientras disfrutas de una pinta.


Gravity bar en la azotea del storehouse.

Y esto es “la Guinness”. Una visita interesante pero algo irregular que puede dejarte una sensación agridulce, sobre todo si tienes que pagar y/o no soportas las stouts. En cualquier caso puede ayudarte a entender mejor como una cerveza pasa de ser una bebida a convertirse en un símbolo para todo un país.


“My Goodness, My Guinness! Guinness is good for you!”


Escapadita a París

noviembre 21, 2007

La semana pasada el blog estuvo algo parado debido a que me fui unos días a visitar la capital francesa. A visitarla y a conocerla, ya que nunca había ido anteriormente. Craso error no haber conocido esta maravilla de ciudad antes. Pasear las calles parisinas al menos una vez en la vida (y que pateadas… buff… aún me queda algún callo) debería ser un ejercicio obligatorio para cualquiera que guste de viajar.
Durante el corto periodo de tiempo en el que estuve allí, aproveché para visitar todo lo que pude, aunque siempre daba la sensación de que había algo más por ver. La sensación de que si andabas 10 minutos en cualquier dirección habría nuevamente algo interesante. Eso sí, hacía una rasca… Entre muchas otras cosas pude ver:

» La Catedral de Notre-Dame
Desde que vi el Jorobado de Disney siempre había soñado con poder ver esta catedral. De estilo gótico y en pleno barrio latino, llama la atención con sus torres, vidrieras y gárgolas. Debajo de las fotos os dejo un video de unos patinadores que montaban su show delante de la iglesia.

» El arco del triunfo
Otro punto mítico. Asombra de lo grande que es al verlo al natural.

» El museo del Louvre
En su momento el Guggenheim y el Prado me impresionaron. Después de ver el Louvre se quedan sólo en unos almacenes de cuadros. xD


De noche.


De día.


Desde arriba.


Desde dentro.


Desde abajo.


¡Mi propia foto de la Gioconda! (Que por cierto, no es tan pequeña como todo el mundo afirma…)

Y por supuesto…

» La torre Eiffel


La torre Eiffel vista desde abajo. Desde este punto se ve impresionante (si es que los vendedores de llaveros te dan un respiro)


El pilar oeste es por el que subi yo. Sí, era el que tenía menos cola, pero porque no hay ascensor. Más de 600 escaleras…

» Jardines de Luxemburgo

» Pigalle, el Moulin Rouge y Sacre Coeur
El último día me di una vuelta por Pigalle en busca del famoso Moulin Rouge. Aluciné un poco con el barrio en cuestión. No había visto en mi vida tanto local por metro cuadrado dedicado a espectáculos X + cabinas X + Venta de poppers + otras cosas que acababan en X. Al final el molino decepcionó un poco de lo txiki que es. De ahí andando subí a Montmartre (mal sitio para ir con maleta…) a ver el Sacre Coeur. No se si sobrecoge más la espectacular basílica o la vista de la ciudad desde allí arriba.

» El plano del metro
Acostumbrado al metro de Madrid, el de París parecía una petite locura…


Click para ampliar

» Bicicletas de alquiler
Al igual que en algunas ciudades españolas (Barcelona, Málaga,…) en París también hay bicicletas de alquiler. Ya sabes, la coges, pedaleas y la dejas en otro punto de la ciudad. Había muchísimas. (Ideales para las huelgas de transportes…)

Esto y mucho más. En definitiva, un gran viaje y una gran ciudad. Como en la película… sólo se me ocurre decir:


¡Super Mario Galaxy ya está aquí! (Review)

noviembre 16, 2007

Llegó el día. Por fin el título del fontanero bigotudo está disponible en toda Europa. Llevo algún tiempo dando la chapa con este lanzamiento, y no era para menos ya que yo ya lo tengo conmigo y después de unas cuantas horas de viciada tengo que decir que todas las expectativas que tenía con él se han quedado cortas, es una OBRA MAESTRA.

A nivel visual el juego se sale y tiene de lejos los mejores gráficos que se han visto hasta la fecha en una Wii (aunque puede que esto no sea decir mucho…). Los escenarios son coloridos a más no poder y tiene algunos detalles y texturas que harán que se te caiga la baba.

El apartado sonoro está a la misma altura. Viejas y nuevas melodías (con un tono más épico que nunca) se adaptan perfectamente al desarrollo de la historia. Cada mundo tiene su sonido particular y este se adapta a la acción, dependiendo si estás en algún momento crítico o en alguna pantalla más relajada.

Leer el resto de esta entrada »


Halloween in Ireland! (1ª parte)

octubre 31, 2007

¡Esta noche es Halloween! Ya sabéis… los espíritus salen de los cementerios para apoderarse de los cuerpos de los vivos y así resucitar.

Así que nada… para evitarlo yo también he puesto algo siniestro en mi casa. Dicen que a falta de pan buenas son tortas y que a falta de calabazas buenas son… manzanas? No tenía nada más a mano. Pero en fin… este es mi particular homenaje a Halloween.


‘¿Acaso no es la manzana más terrorífica que hayáis visto nunca?’