Finde en Newtownbutler (el reto “black curtains”)

marzo 4, 2008

Hace ya algún tiempo que nuestra amiga Caro se mudó desde Dublín a Irlanda del Norte con su novio Janusz. Al ver que casi no nos veíamos ya que no habíamos ido a su nueva casa ni ella había vuelto de visita, nos propuso un reto. Aquel que fuera primero a visitarla, se llevaría de regalo unas cortinas negras. Seguramente estaréis pensando.. “¿Unas cortinas negras? Menudo premio de m….”. Nada más lejos de la realidad. Las cortinas oscuras son un objeto bastante preciado aquí en Irlanda. ¿Por qué? ¡Porque no existen las persianas! Bueno, no se si existirán o no, el caso es que no las he visto en ningún sitio. Y dado que muchas de las cortinas tienen tonos claros, a eso de las 7-8 de la mañana tienes el cuarto lleno de luz.

Así que, ya que teníamos la excusa de la competición por tan valioso accesorio, allá que nos fuimos cuales Autos Locos. Cogimos un autobús desde la estación de Busáras hacia Cavan (20€ ida y vuelta). Desde ahí media horita en coche hasta Newtown, que se encuentra en el condado de Fermanagh, ya en Irlanda del Norte. No hay ningún tipo de separación entre las 2 Irlandas por lo que es realmente difícil saber cuando estás en una y cuando en otra. Por lo visto, y dado que en estas zonas la gente está constantemente cruzando de un lado a otro, en los comercios y pubs aceptan tanto euros como libras esterlinas. También se dan ese tipo de curiosas situaciones en las que alguien paga sus facturas a un país y su vecino de enfrente al otro.

Por fin pudimos ver verdadero countryside (campo) rodeados de praderas, bosques y lagos. Esta es la imagen que tenía yo al menos del país antes de venir a vivir a Irlanda. La casa, que estaba en mitad de ninguna parte (ni siquiera pertenecía al pueblo) era enorme, con chimeneas, ático, jardin, etc,…

Para hacerlo más auténtico, decidimos hacer una barbacoa en el jardín con resultados pelín decepcionantes. Por la tarde algún paseillo, e ingestión continua de sangría y tortilla chips & tequito medium sauce. La noche , una maravilla, no se oía ni un alma y se podían observar las estrellas y la Luna perfectamente: 0 contaminación lumínica.


La emoción inicial ante la idea de la BBQ.

En fín, que el fin de semana en el campo nos vino de perlas para desconectar de la vida estresante y asfáltica de Dublín. Habrá que volver pronto por allí…

Por cierto, por si os lo preguntais, ¡el menda ganó el reto de las cortinas!


¡Los reyes del heno!

Actualizado 13/03/08: Un vídeo de aquel día, que desgraciadamente se grabó en vertical….


¿Cómo es posible?

febrero 23, 2008

Se que llevo algún tiempo sin postear… he tenido algunos problemillas con el ordenador. Espero poder seguir con el ritmo habitual de publicación a partir de mañana. Hasta entonces os dejo con este acertijo-problema-curiosidad que me tiene muy intrigado…

¿Hay en la sala algún profesor de matemáticas o similar que nos lo pueda explicar?


Vía | Charchaa


Avances en construcción de piscinas

febrero 12, 2008

Tiene que ser alucinante poder usar esta piscina. Nadar hasta el borde y ver la calle desde esa posición. ¿Alguien se atreve?

Vía atrapadosenlared


Algunas fotos interesantes de 2007

febrero 10, 2008

Algunas más en freakymartin.

Anotaciones relacionadas:
» Fotos en el suelo
» Fotos de China


¡Señales para confundir!

febrero 8, 2008

Es hora de ir al baño… ¿cúal es tu puerta? No. Fíjate bien…

No me quiero ni imaginar la de malentendidos que han debido de causar estas cachondas señales para servicios…


Avances en técnicas de invisibilidad

febrero 7, 2008

Que bien vendría el poder ser invisible en algunos momentos, ¿verdad?: esquivar al pesado/pesada de turno, evitar encontronazos incómodos con conocidos de 3ª, desaparecer a la hora de pagar la ronda, echar un ojo en los vestuarios, etc…

Para esos días en los que no quieres que nadie te vea… ¿píntate la ropa?

Algunas más vía picmium.


El jardín botánico de Dublín

febrero 6, 2008

Para seguir con mi vida de parásito social, ayer decidí darme una vuelta para conocer un poco más de esta ciudad; destino: los National Botanic Gardens. Hace ya un tiempo conocí a una chica vegetariana que me habló maravillas de este lugar, así que no me pude resistir.

No se si hay información del sitio en la red, pero la verdad es que está bastante difícil encontrarla. Los jardines se encuentran en la parte norte de la ciudad, a 4,3 km del centro, muy cerca de Drumcondra.

El jardín botánico fue fundado en 1795 por la Sociedad Real de Dublin y ha ido creciendo hasta tener más de 20.000 plantas y flores distintas. Dentro del parque hay unas casas de cristal que hacen de invernaderos para aquellas plantas de otros climas. Cada una es específica de un tipo de planta distinto, “la casa de las orquídeas”, “la casa de las palmeras”, “la casa de los cactus”, etc… Algunas de ellas estaban bastante abandonadas (en alguna no se podía entrar debido a grietas en la estructura) pero le daba un toque mucho más auténtico.

No es que sea yo un experto en plantas (soy de la opinión de que vistas 5, vistas todas) pero el entorno es una pasada. La visita es del todo recomendable, más aún si tenemos en cuenta que la entrada es gratuita. Así que si estás en Dublín y el tiempo acompaña (en fin…) date una vuelta y visita el jardín botánico.

¡Por cierto! ¡En la parte más boscosa había un montón de squirrels (ardillas)! Se ve que están acostumbradas a que los visitantes les echen comida y se acercan a ti para ver si les das algo. Aunque pude tocarlas, intenté coger una y nada… eran bastante squirridizas.

Esta encantadora señora estaba echándoles peanuts (cacahuetes). En algunos momentos tenía 8 o 9 ardillas brincando a su alrededor. Ella nos explicó que no es lo mismo squirrel que chipmunk, que los del parque le tenían prohibido el alimentarles pero que a ella le daba igual y que tuviera cuidado al tocarlas porque muerden. ¡ouch!


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.